Champú para mascotas

El champú para mascotas es un producto de higiene para los animales completamente imprescindible, primero porque obviamente debemos cuidar de su higiene, pero en segundo lugar, porque constituye un producto estético creado específicamente para cuidar de la piel y el pelaje de estos animales.

Champú para perros

En el caso del champú para perros, debemos escoger concretamente un tipo de champú en función de diversas necesidades. En Big Mascotas encontrarás todos los champús para perros disponibles al mejor precio y podrás ver que cada raza de perro puede tener el suyo propio.

Esta diferenciación tiene su sentido debido a que los perros presentan un pelo muy diferente en función de cada raza, por lo que un champú específicamente desarrollado para cuidar de ese pelaje es la opción más adecuada.

Además, hay champús para perros que se centran en determinadas características o necesidades del animal. De esta forma tenemos champú para los que sufren muchos nudos en el pelo, para los cachorros que requieren de un material más suave con su cuerpo, para los perros que tengan el pelo blanco y queramos que mantengan el mejor brillo posible, etc.

Champú para gatos

Los gatos son animales muy especiales en cuanto a su higiene. Muchos de ellos realizan una limpieza exhaustiva de todo su cuerpo a diario y tienen saliva, lengua y patas perfectamente desarrolladas para ello.

No obstante, hay ocasiones en las que es apropiado ayudarles en dicha limpieza, con lo que el champú para gatos se convierte de nuevo en un elemento imprescindible. A diferencia de los perros, los gatos no presentan tanta diferenciación en este producto dado que la mayoría de ellos, sobre todo de pelo corto, tienen un pelaje similar.

En ocasiones puede ofrecerse cierta clasificación entre champú para gatos cachorros, adultos y de pelo largo o corto. Pero en la mayoría de los casos el champú para gatos estándar le servirá perfectamente para lucir un pelaje perfecto en color, brillo y suavidad.

¿Por qué escoger un champú para perros o gatos?

Muchos dueños de mascotas que se enfrentan al cuidado del animal, en un inicio consideran que cualquier tipo de gel o champú puede ser utilizado sin problema. Pero además de ser un grave error estético, constituye un peligro para la salud de nuestro animal.

Los productos utilizados en la higiene corporal son elaborados en base a un Ph concreto. El del ser humano es aproximadamente del 5,5, mientras que dependiendo del tipo de perro puede oscilar del 7,0 al 7,5.

Esta diferenciación supone que al utilizar un champú para humanos en un perro o un gato, estamos aplicando un producto que puede crear reacciones sobre su piel o sobre su pelo, causándole con ello problemas derivados que podrían haberse evitado sencillamente utilizando productos específicos para su cuidado.

Por otro lado, no vamos a conseguir nunca un resultado de tanto brillo y, sobre todo, suavidad en el pelaje de nuestras mascotas si utilizamos un champú para humanos. Aunque nos parezca que el resultado final es espectacular, los animales notarán una diferencia notable con su pelaje y no estarán cómodos con él. Frecuentemente vemos incluso perros o gatos que se esfuerzan por quitar el olor, la apariencia o el tacto que se les ha quedado en el pelo a base de ensuciarlo o frotarlo contra sus juguetes y accesorios.

¿Cómo usar un champú para animales?

Cuando lavamos a un perro o a un gato, debemos tener en cuenta que dependen exclusivamente de nosotros para ello, por lo que con nuestras manos o con ayuda, debemos impedir que el jabón se les pueda meter en los ojos o estar demasiado tiempo en el hocico.

Se recomienda aplicar el champú entre una y dos veces en la mayoría de los casos, cubriendo todo su pelaje y lavando de forma inmediata para eliminarlo rápidamente de su cuerpo.

Más